niñas

“Ven. Quiero presentarte a Lourdes. Ella ha viajado hasta acá para que conozcas su historia. Para que ella pueda hablarte con franqueza debemos encontrarnos en un salón privado que nos han reservado dentro de un viejo centro comercial en la frontera con Estados Unidos, donde hablará sin temor a ser vista por un vecino o a llorar sin vergüenza. Siéntate junto a ella y su cabello rojizo, su piel blanca, sus ojos tímidos y sus manerismos de niña ensimismada. Entonces, podrás escuchar lo que tiene que decir”, así da inicio el reportaje escrito por Óscar Balderas sobre matrimonios infantiles.

“Me llamo Lourdes, tengo 28 años y estoy casada desde que era muy chiquita. Una niña-esposa. Lo sigo siendo porque, de algún modo, mi crecimiento como persona se detuvo cuando me casé. Lo primero que debes saber es que mi historia es como la de otras mujeres en mi situación: mi familia es un desastre. Mi mamá y mi papá me abandonaron y me adoptó una tía que le dejó mi crianza a mi abuela golpeadora. Yo no sé si tanta pobreza les nubló la vista, pero nadie en casa vio, o quiso ver, que mi tío abusaba sexualmente de mí desde muy pequeña. Crecí buscando cariño y, por eso, me enamoré del primer hombre que me dijo cosas bonitas. Me pidió que me casara con él y acepté sin pensarlo. Creí que era mi boleto para escapar de los maltratos, pues sólo si me convertía en esposa de alguien, mi familia me dejaría abandonar la casa. Pero, ¿quién a los 14 años sabe lo que es el amor y lo puede prometer para siempre? ¿Qué pensaba él, a los 16 años, que me podía ofrecer?”, continúa.

Cuadernos Doble Raya, VICE News en español y Ojos de Perro vs la Impunidad A.C., con el apoyo de ONU Mujeres, presentan esta investigación sobre menores de edad que tuvieron acta de matrimonio antes de obtener su credencial de elector.

Lee el reportaje completo en este link.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

today
• No te pierdas •