Captura de pantalla 2016-03-28 a las 23.07.30

México tiene más desigualdad en 2015 que lo que tenía a principios de la década de los 80, revela el informe “Desigualdad extrema en México” presentado por la Organización No Gubernamental (ONG) Oxfam.

De acuerdo con Oxfam esto se explica ya que a pesar del incremento del ingreso per cápita en México, las tasas de pobreza en el país se han estancado porque el crecimiento se concentra en las esferas más altas. Es decir hay más dinero para los ricos.

Una de las principales causas es el sistema tributario de México, ya que los más pobres terminan pagando más impuestos que quienes perciben un ingreso más alto. De acuerdo con Oxfam “Los impuestos al consumo tienen un carácter regresivo porque los hogares relativamente pobres tienden a gastar un porcentaje más alto de su ingreso que los hogares relativamente ricos. Esto significa que los hogares pobres pueden terminar pagando, en forma de impuestos, más que los hogares ricos”.

El informe también señala al salario mínimo como un factor determinante para propiciar la desigualdad en México, pues éste se encuentra muy por debajo de la línea de bienestar mínimo, lo que resulta “vergonzoso”. “Si un mexicano trabaja una jornada formal completa y percibe el salario mínimo sigue siendo pobre. Si con ese ingreso ha de mantener a un miembro más de su familia, a ambos se les considera pobres extremos”, indica el estudio.

De acuerdo con este informe, en México existen 16 multimillonarios, entre los cuales suman una riqueza de 142 mil 900 millones de dólares. Pero son los cuatro principales multimillonarios los que mayores ingresos concentran al reunir una cantidad equivalente al 9% del PIB nacional, lo que significa un tercio del ingreso acumulado por casi 20 millones de mexicanos.

Esta desigualdad puede verse más clara de la siguiente manera: si en 2014 los cuatro principales multimillonarios de México hubieran contratado a 3 millones de trabajadores mexicanos con un salario mínimo de 67.29 pesos, sus riquezas no habrían perdido ni siquiera un peso.

Según la firma WealthInsight, el número de millonarios en México incrementó un 32% entre 2007 y 2012, mientras que a nivel mundial se redujo un 0.3% en el mismo periodo. Oxfam indica también que para 1996 las fortunas de los 15 multimillonarios equivalía a $25,600 millones de dólares, mientras que para 2014 el número aumentó a $142,900 millones de dólares, lo que significa que durante este periodo la fortuna promedio de cada miembro de ese selecto grupo de mexicanos pasó de $1,700 a $8,900 millones de dólares.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

today
• No te pierdas •