200214-4
SABEMOS QUE:
-La lengua española, en su dialecto mexicano, es uno de los idiomas de México. El más usado, pero no el único.
-Los idiomas de los pueblos indígenas también son de uso oficial en el país.
200214-4
PERO:
-Existe una disposición legal que dice que sólo pueden ser usados en estaciones de radiodifusión específicamente dirigidas a pueblos indígenas.
O SEA QUE:
-Si algún indígena o hablante de un idioma indígena -por ejemplo, el poeta nahuatlaca Mardonio Carballo– lo utiliza en un espacio para el público en general, está violando la ley.
¿CÓMO?
Sí. Cuando escuchamos a Mardonio (o lo escuchábamos, antes de que censuraran a Carmen Aristegui) declamarnos poesía en náhuatl por la radio, él cometía una violación que ameritaba una sanción contra él.
¿DE VERDAD?
De verdad. Se trata del artículo 230 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR).
¿CÓMO ES POSIBLE ESTO?
Muchos nos lo preguntamos. Sorprende pero no tanto: la discriminación lingüística es parte de la legislación como de la vida cotidiana en México.
¿CUÁL DISCRIMINACIÓN LINGÜÍSTICA?
Por ejemplo, la idea de que los idiomas indígenas son simplemente dialectos y el español es un idioma. Hablamos un dialecto del español, el mexicano (con muchos subdialectos) y los pueblos indígenas hablan idiomas de familias lingüísticas diferentes, que a su vez tienen dialectos. Todos con el mismo valor para la lingüística.
¿A VER OTRO EJEMPLO?
El de juzgar como malo o incorrecto el español que hablan los indígenas, cuando puede tratarse tan solo de diferencias de entonación o de variantes subdialectales diferentes a las nuestras. Y sin considerar que, en un país donde la mayor parte de la población no habla más que un idioma, ellos dominan dos y a veces tres o más, todos con fluidez, y cambiando de uno al otro casi sin darse cuenta. Eso es el bilingüismo natural que muchos ya quisieran tener.
¿QUÉ PODEMOS HACER?
Mardonio y otras personalidades presentaron una demanda de inconstitucionalidad contra el artículo 230 que ha logrado abrirse paso hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación, cuyo ministro Arturo Zaldívar ha presentado un proyecto de resolución que considera que el 230 ‘‘restringe indebidamente el derecho de las personas indígenas a expresarse en su lengua originaria’’ y viola su derecho a recibir educación ‘‘bilingüe e intercultural’’. El pleno de la Corte tendrá que decidir al respecto. Mardonio está haciendo el llamado a expresar nuestro apoyo (aunque falta por decidir con qué tipo de acciones). Puedes pedir información y sumarte en esta dirección: oficinamardoniocarballo@gmail.com
¿Y MIENTRAS ESO PASA?
Ayudemos a crear conciencia de la importancia de la pluralidad lingüística de nuestro país, de la riqueza que eso le da a nuestra cultura común, y del valor de cada idioma en lo particular.
Y para empezar, no discrimines ni te burles de alguien porque no habla español como tú. Tú tampoco lo hablas como los de Burgos, donde surgió el castellano. Y probablemente, esa persona habla fluidamente más idiomas que tú.
.

 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

today
• No te pierdas •